Complicidades del 18 de Noviembre (Crimen de la Hacienda María)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Complicidades del 18 de Noviembre (Crimen de la Hacienda María)

Mensaje  Admin el Dom Mayo 17, 2009 3:51 am

Fuente: Listín Diario.

Ramfis Trujillo hizo que les llevaran, luego del famoso descenso en el lugar de los hechos del 30 de mayo de 1961, a los héroes, a la residencia campestre de Hacienda María, cerca del poblado de Nigua, San Cristóbal. Amarrados a las palmas y cocoteros fueron asesinados por Ramfis, con sangre fría, uno a uno, en una venganza horrible de odio y muerte. Junto a Ramfis, acompañándolo en su tarea macabra, estuvieron los coroneles Gilberto Sánchez Rubirosa y Luis José León Estévez. Presentes estuvieron el general Tunty Sánchez, Federico Cabral Noboa y José Alfonso.
Testimonios recogidos señalan la hidalguía y el valor de los hombres del 30 de mayo ante sus fusilamientos, sobre todo, Tunty Cáceres Michel, quien antes de morir, le voceó a Ramfis Trujillo, afeminado y asesino. Una vez hubo de matar los complotados, Ramfis se dirigió al puerto de Haina, donde escapó de la ira y la justicia popular, abordando una embarcación marítima. El presidente Balaguer, ante las denuncias y el clamor popular dispuso una investigación de lo hechos, “para que se apliquen a cuantos resulten responsables del mismo las sanciones a que se hayan hecho acreedores”.

En 1965 fueron condenados en contumacia a 30 años, acusados de este asesinato masivo, Ramfis, Sánchez Rubirosa y Luis José Estévez. En la misma sentencia, dictada el 4 de enero de 1965 por la Primera Cámara Penal del Distrito Nacional, fueron hallados cómplices del mismo delito y condenados a 20 años de trabajos públicos, el general Tunty Sánchez hijo, Federico Cabral Noboa y José Alfonso. Ninguno de ellos cumplió condena. Tanto el general Sánchez hijo como el coronel Luis José León Estévez y su hermano José Alfonso, regresaron al país, sin ser requeridos por las autoridades, haciendo inversiones comerciales. Narra el brillante comunicador e intelectual, Miguel Guerrero, en su obra, “Los últimos días de la Era de Trujillo”, que, al abordar a Luis José León Estévez en su residencia de Arroyo Hondo en el año 1991, éste le dijo que no hablaría sobre esos hechos, “porque la verdad afectaría a muchas personas influyentes que aún viven”.
La impunidad ante el crimen fomentó y propició en la vida nacional la repetición de hechos trágicos y dolorosos, contribuyendo a la desaparición de la memoria histórica. El verdadero homenaje a los mártires del 18 de noviembre de 1961, es investigar, establecer responsabilidades, aunque la verdad afecte a muchas personas influyentes que aún viven, como dice, irónicamente, Luis José León Estévez.

Admin
Admin

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 17/05/2009

Ver perfil de usuario http://eradetrujillo.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.